Bailar es jugar.
Bailar no tiene edad.
Bailar es hablar con el cuerpo y transmitir emociones.
Bailar es ampliar los límites físicos y explorar.
Bailar divierte, relaja, emociona, provoca el encuentro con los demás…

A través de distintas fórmulas de talleres variados y adaptados al perfil de los interesados, Trans-Forma ofrece la posibilidad de experimentar la danza en colectividad, de una manera asequible y lúdica, sin límite de edad, ni conocimientos previos.

El hecho de llevar más de dos décadas trabajando en el ámbito de la danza, en permanente contacto con profesionales, nos ofrece la posibilidad de contar con coreógrafos de disciplinas diferentes y complementarias (danza contemporánea, hip hop, flamenco, tango, danza zíngara, africana, baile “discotequero”, samba, funk, etc.).

Podemos diseñar tu propio programa de talleres, para un grupo, un tiempo y un espacio determinados.

Enfocados a cualquier tipo de público no profesional, el aspecto lúdico y dinámico en el desarrollo de los talleres es el eje motor.

Fotografías: Luis Castilla